• --

    --

La exdiputada María Corina Machado, responsable política de la ola de violencia que azota a Venezuela, viajó a Brasil para buscar adeptos en sus ataques contra el Gobierno de su país, pero recibió las críticas de la base partidaria a la presidenta Dilma Rousseff. Machado, quien se ha negado a escuchar los llamados del gobierno para que participe en los diálogos de paz, se presentó el miércoles en el Senado de Brasil y acusó al Gobierno venezolano de llevar a cabo una "represión brutal". Asimismo, consideró “ilegal” su destitución como diputada, decisión corroborada esta semana por la Corte Suprema venezolana, por haber violado los artículos 149 y 191 de la Constitución de Venezuela al aceptar ejercer funciones como embajadora alterna de Panamá ante la Organización de Estados Americanos (OEA) el pasado 20 de marzo. La senadora brasileña Vanessa Grazziotin cuestionó las denuncias de Machado sobre las medidas del Gobierno contra la oposición al mostrar un cartel de un grupo de derecha en el que se leía: "Venezuela necesita de ti. Mata a un chavista". Además criticó a la exlegisladora Machado por su negativa a participar en conferencias de paz, convocadas por el presidente Nicolás Maduro, y aseguró que el objetivo de una protesta "no puede ser nunca" derrocar a un Gobierno electo en las urnas. Machado está a favor de la llamada 'La Salida', una estrategia para forzar la renuncia del presidente Nicolás Maduro por medio de las protestas callejeras. Las manifestaciones en Venezuela, instigadas por la derecha y desde el extranjero, con el objetivo de propiciar un golpe de Estado contra el Gobierno de Nicolás Maduro, hasta el momento han dejado 39 personas muertas. ncl/ctl/nal
jueves, 3 de abril de 2014 16:49
Comentarios